Todo lo que hay que saber sobre una buena persiana

Todo lo que hay que saber sobre una buena persiana

Nos acordamos de ellas cuando necesitamos que nos proteja del excesivo sol o aumentar el aislamiento interior. Y solo le pedimos que suba y baje con facilidad a nuestra voluntad, pero una buena persiana hace además su función de forma silenciosa: nos preserva del ruido, el aire y el frío como ayuda a la ventana. Y refuerza el cerramiento.

La persiana es el punto más débil del cerramiento. Si te han instalado un mal cajón de persiana, corres el riesgo de dejar entrar el aire, el ruido y el frío en el interior, lo que puede arruinar la mejor ventana.

Por eso la persiana no es una cuestión menor cuando ya hemos elegido las ventanas y las cortinas. Conviene decidirse por el sistema que mantenga y refuerce los niveles de aislamiento, que nos garantice la conservación del calor interior en los meses de invierno, cuando gastamos más en calefacción, pero también que nos ayude a no despilfarrar el aire acondicionado durante el verano.

Otra ventaja del sistema RolaPlus recomendado por KÖMMERLING es la reducción del impacto acústico en el interior de la vivienda. Este cajón está diseñado para impedir que se filtren las ondas sonoras gracias al perfecto sellado hermético.

Sistema de persiana RolaPlus, aislante, hermético y duradero

Sistema de persiana RolaPlus, aislante, hermético y duradero

¿Y la seguridad de los cerramientos? La persiana también ayuda a proteger el hogar, como un soldado más del sistema de seguridad. La resistencia de sus lamas aíslan la casa y garantizan una larga vida, ya que han sido diseñadas para durar.

La investigación realizada por KÓMMERLING y las nuevas tecnologías a disposición de la mejora de la calidad de vida en el hogar ha permitido dar con el diseño más avanzado, el modelo motorizado con modernos sistemas de accionamiento remoto.

Y se puede elegir entre una variedad de colores.

Puedes consultar a los expertos de JACEMA sobre opciones y formas de financiación, sin ningún compromiso.

«Los mejores momentos de mi vida han sido aquellos que he disfrutado en mi hogar, en el seno de mi familia» (Thomas Jefferson, tercer presidente de los Estados Unidos de América. Ejerció su cargo entre 1801 y 1809)