Jacema asesora a los arquitectos sobre las ventajas del estándar ‘passivhaus’

Jacema asesora a los arquitectos sobre las ventajas del estándar ‘passivhaus’

La vivienda sostenible ya no es un reto de futuro, sino un presente necesario. Jacema, fabricante e instalador de puertas y ventanas de la marca Kömmerling en la Región, presta asesoramiento a los arquitectos para que puedan incorporar a sus proyectos las ventajas del estándar ‘passivhaus’.

La arquitecta Marta Muñoz, del departamento de Prescripción de Kömmerling, expuso los últimos avances sobre carpinterías de alta eficiencia durante una conferencia, organizada para los arquitectos en la II Muestra de Diseño de Interiores de la Región de Murcia.

Esta feria del interiorismo murciano ha transformado la casa Barnuevo de Santiago de la Ribera, uno de los iconos de la arquitectura costera de principios del siglo XX, cuando comenzó a poblarse el litoral con las villas de la burguesía. Jacema ha participado en la Muestra con esta sesión de transferencia de conocimiento y tecnología que permitirá elevar la calidad de los proyectos arquitectónicos.

La arquitecta Marta Muñoz explica los últimos avances en cerramientos de pvc a los arquitectos.

«Lo importante es estudiar cada proyecto para analizar sus necesidades y aplicar los elementos que van a mejorar la eficiencia de la edificación según sus características de ubicación geográfica y las necesidades del cliente», explica la arquitecta.

El asesoramiento de los técnicos de Jacema y Kömmerling permite a los arquitectos emplear los elementos necesarios, sin necesidad de destinar más recursos de los imprescindibles para proporcionar el máximo nivel de bienestar en la vivienda. «Es necesario estudiar si las condiciones del proyecto exigen instalar ventanas de tres o de dos vidrios», explica la asesora de Kömmerling.

La arquitecta recordó a los asistentes los tres pilares del estándar ‘passivhaus’, que persiguen mantener las condiciones atmosféricas ideales en el interior con un ahorro energético que oscila entre el 70% y el 90% con respecto a una vivienda convencional. «La eficiencia energética, la garantía de higiene y el confort interior son las bases del edificio passivhaus«, explicó Muñoz.

Un edificio histórico para una sesión de transferencia de conocimiento

«Por eso, todos los elementos del edificio, al igual que las ventanas, deben ser aislantes», señaló la experta. Para seleccionar los mejores sistemas de ventana para el edificio eficiente, la arquitecta destacó la necesidad de analizar las variables de cada proyecto, como la ubicación geográfica, la altitud y las condiciones climáticas, la localización del edificio y la vegetación del entorno.

Más demanda de pvc

La sesión técnica tenía como objetivo acercar a los arquitectos los avances técnicos sobre ventanas que Kömmerling ha logrado a lo largo de varias décadas de investigación continua. Facilitarles la tarea de aplicar las mejores soluciones a sus proyectos y fomentar la construcción de edificios ‘passivhaus’ para una mejor gestión de los recursos materiales. Muñoz defiende los perfiles de pvc por su resistencia y durabilidad. «No solo es un material cien por cien reciclable, sino que necesita menos energía que cualquier otro para transformarlo y reutilizarlo», explica Muñoz.

Los arquitectos pudieron comprobar la capacidad de insonorización de las ventanas

La arquitecta confirma que los consumidores están cada vez más informados, lo que ha aumentado la demanda del pvc a la hora de elegir los cerramientos de una vivienda o un espacio de trabajo o comercio. A favor de las puertas y ventanas Kömmerling ha funcionado la experiencia y el conocimiento a la hora de tratar este material por parte del equipo de Jacema, integrado mayoritariamente por profesionales con más de 20 o en algunos casos 30 años de experiencia en el calibrado e instalación de ventanas.

«Un equipo profesional y experto es fundamental a la hora de equilibrar una ventana, porque es la garantía de que cumplirá su función aislante, tanto térmica como sonora, en la vivienda», asegura Javier Alcaráz, gerente de Jacema.

Javier Alcaráz, en el centro, tras la conferencia sobre los cerramientos passivhaus

La empresa murciana cuenta con más de 37 años de trabajo en cientos de proyectos en la zona de Levante. La última inversión realizada en su planta de Santiago de la Ribera (San Javier) ha permitido automatizar la producción de ventanas y adaptarla a los nuevos modelos eficientes. «Para que una ventana aísle la vivienda y genere un ahorro energético, no solo es necesario tener un diseño eficiente y un material de calidad, sino también que esté instalada por técnicos especialistas», afirma Alcaráz.